Déjanos tu teléfono y te llamamos nosotros hola@institutodelainspiracion.org

Impresiona la velocidad que los jóvenes y adolescentes pueden alcanzar en sus procesos personales y de desarrollo interior.

Las comprensiones profundas que alcanzan acerca de temáticas humanas complejas que además experimentan en sus propias “carnes”.

El coraje que ofrecen para adentrarse en sus oscuridades, para descender hacia ellas y quedarse a escuchar.

La habilidad que desarrollan para gestionar sus realidades personales en forma de circunstancias difíciles con los pensamientos y emociones que ello desata en su interior.

La sensibilidad que derrochan para sus propias vidas con sus procesos, y para las vidas y procesos de los demás. La sensibilidad con la que interactúan con los procesos de sus compañeros y compañeras del Instituto de la Inspiración.

Esto es el Instituto, con la “excusa” de formarse en Inteligencia Emocional para ser Seres Emocionalmente Inteligentes, compartir experiencia humana con profundidad, consciencia y sensibilidad. Indagar la verdad de las personas para hacernos más verdaderos. Abogar por descubrir todo lo que entorpece la autenticidad con uno mismo como Ser Humano en evolución y la autenticidad entre semejantes. Apostar por traspasar la dureza condicionada de la mente en pos de algo más profundo, hermoso, sutil e inteligente que se alberga en la belleza de la dimensión del corazón.

Impresiona cómo en unos pocos meses, dedicando sólo alguna hora una sola tarde a la semana y además trabajando en grupo – ni siquiera haciendo extensos procesos individuales – avanzan tanto, tan rápido y de forma tan luminosa.

Como en el Instituto de la Inspiración compartimos experiencia personas de diferentes rangos de edad, es hermoso ver cómo las personas más adultas – profesores, madres, padres… – contemplan en respetuoso silencio, en profunda escucha y en expresada admiración los procesos de cambio de estos chicos y chicas. 

La experiencia humana que compartimos todas las tardes de encuentro, el descenso a lo más puro de los corazones humanos, la merienda con sabor a hogar que espontáneamente traen alumnos y alumnas de diversas edades (y que sabe a gloria), las expresiones que se abren a veces en las duras facciones de quien viene con alguna zona “apretada” de su interior, la liberación de dolor para transformarlo en algo útil y constructivo para uno mismo y para el colectivo, el…

Podría estar enumerando bondades y maravillas que compartimos todas las tardes en el Instituto de la Inspiración durante muchas hojas de papel blanco, de muchos tomos, de muchas enciclopedias. Las Enciclopedias que albergan los Conocimientos del Amor.

Gracias a todas y cada una de las personas que hacéis este milagro posible.

Por Francisko Javier de Pablo. Fundador y Director del Instituto de la Inspiración.       Responsable de la Esfera 1. Madrid. Promoción 2015 – 2016